La tecnología psicosocial para mejorar ambientes laborales

Como parte de las actividades de la Sociedad Chilena de Psicología del Trabajo y las Organizaciones, se realizó este jueves 16 de agosto, un conversatorio con el profesor Pedro Gil Monte, de la Universitat de València, en la Facultad de Psicología de la Universidad Diego Portales.

Uno de los temas desarrollados fue el de la medición de las variables que afectan la salud mental laboral. En Chile se ha venido utilizando, como parte de una política pública, una metodología de vigilancia de riesgo psicolaboral que incluye la utilización específica del instrumento danés y validado en Chile, SUSESO/ISTAS21. Una de las dificultades para desarrollar estas prácticas en los lugares de trabajo pasa muchas veces por creencias que atentan contra la aplicación de estas estrategias. Estas van desde ideas vernáculas sobre calidad de vida laboral que apelan a herramientas derechamente pseudocientíficas, hasta la incredulidad de muchos profesionales sobre el uso de instrumentos de medición psicosocial como herramientas válidas dentro del conocimiento científico. Además de esto se pudo compartir con el profesor Gil Monte sobre una de las variables más significativas a propósito de los estilos de vida actuales y también en relación a los roles de género y la preeminencia de la cultura del patriarcado. Esto es, la variable conciliación trabajo – familia, donde parece ser un dato universal, al menos en los países occidentales, que este factor de riesgo psicolaboral afecte más a mujeres que a hombres, con las consecuentes secuelas en el ámbito de salud mental y física, así como la merma en el rendimiento del trabajo.

La conversación con el profesor Gil Monte también permitió conocer algunas de sus investigaciones más recientes sobre intervenciones psicosociales para reducir el estrés laboral. En una de ellas una contundente combinación de herramientas psicológicas como entrenamiento en relajación (Hipnosis Ericksoniana), gestión emocional (terapia centrada en emociones), gestión de diálogo interno (análisis transaccional), reestructuración cognitiva (creencias irracionales, Ellis, Beck), autoorganización personal y laboral, entrenamiento en resolución de problemas, negociación laboral, generaban una reducción significativa del estrés, a través de la medición del nivel de cortisol en el organismo. Chile se encuentra en un buen momento en el sentido de mejores condiciones para el desarrollo de intervenciones psicosociales en el ámbito del trabajo, fundamentalmente a partir de la legislación nacional reciente que ha promovido esta temática. Las investigaciones del profesor Gil Monte en España constituyen un aliciente y guía para contribuir en el mejoramiento de los ambientes laborales con herramientas psicosociales basadas en evidencia que permitan efectivamente, justificar ese aporte en el ámbito del trabajo.

En la actividad estuvo presente el profesor de la Facultad de Psicología de la UDP, Juan Pablo Toro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.